Que el banco pague la tasación, ¿es la mejor op...

22 marzo 2019

Que el banco pague la tasación, ¿es la mejor opción?

  

Que el banco pague la tasación, ¿es la mejor opción?

En el caso de que estemos comparando los préstamos hipotecarios para comprar nuestra vivienda, en principio, podría parecer más ventajoso que fuese el banco quien se hiciese cargo del pago del informe de tasación ya que, de manera inmediata, el cliente propietario del piso ahorraría.

Sin embargo, a continuación vamos a explicar porqué puede no ser tan interesante para nosotros...

El tópico de que "la banca siempre gana" en estos casos es verdad ya que aunque ellos hagan frente a este gasto a la larga posiblemente lo terminemos pagando nosotros ya que simplemente con incrementar una centesima el tipo de interés de nuestra hipoteca terminaremos pagando mucho más que el gasto que nos han pagado. (Por ejemplo en una hipoteca a 25 años de 150.000€ un 0,01% equivale a 200€).

También hay que ser precavido con "la letra pequeña" y "los asteriscos a pie de página" ya que avisan de que el banco nos pagará la tasación solamente si contratamos con ellos la hipoteca ofrecida en la propuesta vinculante que están obligados a realizar. En caso de que rechacemos esa propuesta seremos nosotros quienes paguemos la tasación realizada.

Sin embargo, si nosotros pagamos la tasación entonces podremos pedir ofertas para la hipoteca al mismo tiempo en varias entidades financieras y por ello serán los mismos bancos los que nos mejoraran de forma importante las condiciones al entrar en compencia entre ellos. Además, la información contenida en el informe de tasación puede resultar muy útil para el comprador, mientras que si es el banco el que la paga solamente nos dará el valor final del inmueble sin tener porqué aportar ningún otro dato adicional de los contenidos en el informe (hay que tener en cuenta que el unico fin por el que el banco quiere saber el valor del inmueble es porque habitualmente no va a conceder mas del 80% de lo tasado).

Vamos a ver algunos ejemplos de porqué puede ser útil saber el contenido de la información del informe de tasación:

  • En el propio informe se nos informa acerca de la situación legal del bien (podría ocurrir que se compre una vivienda por 100.000€ y que el tasador lo valore en 90.000€ con lo que sería inferior al 80% de valor máximo que nos ofrecerá el banco por ese inmueble -el 80% de 90.000€ son 72.000€ y está por debajo del 80% esperado respecto al precio real de la compra-). Este problema podría deberse a que no toda la superficie del inmueble se puede computar para la valoración debido a que se puede haber incluido posteriormente una barbacoa en un chalet, una casa para invitados en una finca, etc. que nunca se han declarado oficialmente en el catastro oficial.
  • El contenido del informe nos permite saber de manera imparcial si estamos por encima o por debajo del precio habitual del mercado (-ya que en la zona pueden existir otros inmuebles similares con un precio inferior, o porque cada vez se vendan menos casas como la nuestra- todos estos datos son muy significativos para una persona que va a comprar y al banco no le afectan...)
  • A veces ocurre que si no nos dan el informe completo de la tasación no podemos conocer graves deficiencias sobre el inmueble como la falta de licencias, servidumbres, etc, así como la existencia de otros prestamos anteriores a los que se ha aportado como garantía el mismo inmueble y que podrían afectar significativamente al valor que nos ofrecerá el banco para volver a hipotecar la vivienda.