Tu tasación es lo único que bajará este mes. 30% descuento, Palabra: BAJA.  Ver condiciones legales

Bono Joven Alquiler

04 febrero 2022

Bono Joven Alquiler

Bono Joven Alquiler

Todo lo que tienes que saber del bono joven del alquiler

 

Hace unos días se ponía en marcha el bono joven para el alquiler, pero son muchas las dudas que está poniendo encima de la mesa.

El sector inmobiliario necesita mayores recursos y ayudas y este bono puede contribuir con ello, pero… ¿es para ti? Descubre a continuación en qué beneficia este bono y a quién.

¿En qué consiste esta ayuda de bono para alquiler?

La ayuda lanzada por el Consejo de Ministros el pasado 18 de enero consiste en ofrecer hasta 250€ al mes para descargar a la población joven del aumento del precio del alquiler de vivienda.

Además, dicha ayuda se prolongará en el tiempo hasta un máximo de dos años. Un periodo que hace de interés su solicitud dado que el importe total posible a obtener es de 6.000€. Todo ello debidamente justificado al pago de la vivienda y con los criterios que a continuación descubriremos.

¿Cuáles son los criterios para solicitar el bono joven?

Ahora que ya conocemos las posibilidades de ayuda del bono, veamos a continuación los criterios para su solicitud.

Edad para pedir el bono joven

Las personas que se pueden beneficiar de esta ayuda deben contar entre 18 y 35 años como máximo en el momento de pedir la ayuda. No obstante, la edad no es lo único que se tiene en cuenta.

Nacionalidad Española

Las personas que soliciten el bono deben contar con la nacionalidad española o la de alguno de los Estados miembros de la Unión Europea o del Espacio Económico Europeo. Podría ser accesible también para personas con parentesco en dicha localización según la normativa aplicada.

Otra posibilidad es que no pertenezcan a este espacio, pero la residencia regular quede demostrada en España.

Ingresos de las personas solicitantes

Los solicitantes deben estar trabajando por cuenta propia o ajena, con una fuente regular de ingresos, pero su sueldo anual no puede superar los 24.318,84€. La razón es que según los criterios para acceder al bono, los ingresos no pueden superar tres veces el IPREM o indicador público de renta de efectos múltiples. Ello afecta a todas las personas que tengan su domicilio habitual y permanente en la vivienda arrendada o cedida o a arrendar o ceder (a excepción del alquiler de una única habitación).

No obstante, existe una excepción a ello dado que se contempla que dicho límite pueda superar hasta cuatro veces el IPREM. Ello se permite cuando el benefactor, además de cumplir el resto de criterios, deba moverse de una comunidad o província a otra.

La acreditación de dichas rentas se refiere al rendimiento neto de la actividad económica según la Ley 35/2006 del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.

En el caso de que convivan más personas en la vivienda alquilada y todas ellas cumplan el resto de requisitos, la Comisión de Seguimiento puede revisar el límite de renta de 3 veces el IPREM.

Tipo de contrato de alquiler del beneficiario

Además de los criterios de edad e ingresos, el tipo de contrato de alquiler que posea el solicitante también afecta a la posibilidad de pedir o no la ayuda.

En concreto, es necesario vivir en un régimen de arrendamiento de vivienda con un contrato en que se figure personal e inequívocamente, así como estar empadronado en dicho domicilio. A excepción del alquiler de una habitación, el contrato de arrendamiento debe formalizarse según la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos o como contrato de cesión de uso.

Las personas arrendatarias no pueden contar con parentesco de primer o segundo grado con el alquilado.

Por otra parte, el alquiler pagado por la vivienda será de un máximo de 600€ para solicitar el bono, pero en comunidades con un alquiler medio más alto (Madrid o Barcelona por ejemplo) se puede aumentar hasta 900€ de alquiler.

Compatibilidad con otras ayudas

El nuevo bono joven sigue siendo compatible con otras ayudas de las presentadas en el Plan Estatal de Vivienda 2022-2025. Por tanto, es posible acceder a más prestaciones incluso cuando se ha obtenido el bono joven. Algo que cada comunidad deberá especificar aún más.

El bono joven también es compatible con el ingreso mínimo vital (IMV) o las prestaciones no contributivas de la Seguridad Social.

Con todo lo anterior, se calcula que las personas jóvenes que podrían acceder a la ayuda serán aproximadamente unas 70.000. Un tope que también viene marcado por el presupuesto máximo concedido a esta ayuda.

¿Cómo solicitar y justificar el bono joven de alquiler?

El nuevo bono se solicita a través de las oficinas del departamento de vivienda de las comunidades autónomas, tanto de forma presencial como telemática. En las próximas semanas deben activarse las convocatorias en estos órganos, pero cuenta con carácter retroactivo y aplicará desde el 1 de enero si así quiere el solicitante.

Algunos de los criterios anteriormente vistos pueden ser levemente modificados por cada comunidad autónoma. Es el caso de algunas especificaciones en pisos compartidos o alquiler de habitaciones.

Además, en el momento de solicitud ya se da autorización para que el Ministerio o el órgano autonómico con dicha función pueda recabar la información de IRPF a través de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. No obstante, cualquier cambio en alguno de los criterios debe presentarse para poner al día el estado de la solicitud.

Para justificar ante el órgano concedente dicha ayuda, debe demostrarse el uso de la financiación un máximo de 3 meses tras el último mes natural de subvención. La forma de justificación quedará mejor detallada en el momento en que cada comunidad autónoma lo lance oficialmente.

La tendencia sigue al alza en el sector inmobiliario

A través de esta información, esperamos que el artículo os haya sido de ayuda para la gestión de esta nueva ayuda. El alquiler crece ante la demanda desbordante para una oferta escasa todavía y las ayudas en este sentido son más que valoradas.

Se trata de un bono que cuenta con detractores y defensores, pero lo cierto es que la tendencia del mercado inmobiliario está en boca de todos.

El crecimiento de la compra de viviendas es notable, pero el alquiler está tomando una nueva dimensión en nuestro país acercándose a las medias extranjeras en las que es una forma más que habitual de contar con una vivienda estable. Desde Valmesa, estamos observando este cambio para adaptarnos a las necesidades del público del sector inmobiliario y ofrecer las mejores herramientas para una mejor inversión de las partes implicadas.

Seguid atentos a nuestros nuevos servicios porque seguimos a la vanguardia tras más de 30 años de actividad.